He dejado de fumar

Hoy me gustaría contaros un gran logro en mi vida: he dejado de fumar. Ha pasado un mes. Me fascina que Marlboro no haya quebrado ya. Y he dejado de fumar gracias a que me he introducido en una atmósfera nueva; el vapeo.

Después de tragarme 1234567890 vídeos sobre cómo vapear, el tipo de calada, por qué hay que meter líquido en la resistencia la primera vez, por qué hay que esperar 10 minutos a que la resistencia se impregne del líquido en la primera calada de la misma, qué vaper es mejor para iniciarse… Ha llegado el momento de iniciarme -de verdad- en este mundillo. Hoy he usado por primera vez un mod -sucediéndome algo típico de un pollo: he comprado un mod sin atomizador y ha sido una sensación de tener un ordenador sin wifi- y, claro, después de 1234567890 vídeos sobre cuál es el atomizador (y el debate de qué coño es un atomizador y un claromizador) que mejor se adapta a tu tamaño de cabeza -no es broma, lo he visto-, mil reviews sobre mods, dos mil sobre qué atomizador debo usar, la relación amperaje, ohmios y toda la pesca… Puedo decir que al menos soy consciente de que soy muchísimo más ignorante que cuando empecé.

El proceso de desintoxicación del tabaco -no es una exageración lo de desintoxicarse- es un proceso muy difícil. Yo no tuve ninguna razón específica, pero llegó el día en que mi cerebro dijo: no más. Y joder, se nota cuando se deja de fumar. Al tercer día sin fumar volvió mi sentido del olfato y del gusto. Alguien se encendía un cigarro a mi lado y el olor asfixiante y asqueroso del tabaco se introducía en mi nariz. Bebía agua y sabía distinta. Ahora subo hacia el tercer piso del conservatorio y empiezo a flojear a partir de la mitad del segundo piso. Es un cambio brutal. Los primeros días se me pusieron los ojos muy rojos, tenía un dolor de cabeza perenne y estaba en modo chupete con mi super e-cigar (el mítico cigarrillo electrónico con forma de boli).

Lo más difícil de todo es ese momento en que estás con tus amigos -que curiosamente son todos fumadores menos uno o dos- y sacar esa máquina que a simple vista parece una nave espacial y que todos, sin excepción, te digan: oye, dame una calada. Entonces, aguantas tu sonrisa y con el gesto más natural le das la maquinilla indicándole que debe pulsar y aspirar y… Te empiezas a partir el culo al ver que empieza a toser como si estuviera bebiendo gasolina. Te lo devuelve y te recuerda que tiene una calada cerrada y así cada uno del círculo de fumadores prueban tu aparato. Entonces les recuerdas que el tabaco lleva anestesia y por eso no les duele a ellos al fumar.

Sobre si vapear es equitativo a fumar… Una chorrada. El líquido del vapeo no contiene ninguna sustancia cancerígena (como sí que tiene el tabaco). Se nota el efecto de fumar a vapear en la salud. Tal vez, lo peor de vapear sea la nícotina, necesaria total y absolutamente para el paso de fumar a vapear sin abandonar y volver al tabaco en el intento.