Sobre las democracias actuales

Me parece que no vivimos en democracias.

Me parece que en el futuro, los estudiantes de historia estudiarán este régimen como el de los Estados de Derecho; independientemente de si fuimos una democracia o no. Se vota, por supuesto -no seré yo quien lo niegue-, pero no tengo la sensación de que sea una democracia en sentido griego clásico de “el poder emana del pueblo”. También en la democracia clásica griega era muy clasista quién tenía el poder (los hombres ciudadanos libres de las ciudades-estado “polis”) y no me parece que fuera el sistema de gobierno óptimo. No obstante, los viejos ideales europeístas de la paz que, claro, entiendo que estuvieran muy de moda después de 2 guerras mundiales, se están callando gracias a conflictos de exhibición de poder como el reciente EEUU vs. Turquía -que también es un poco idiota tomar a D. Trump como un tonto; un osado, tal vez, pero no un tonto- que, por el momento, se ha traducido en una devaluación desorbitada de la lira turca. El mundo empieza a temerse a sí mismo.

Me parece que vivimos en Estados de Derecho donde la alegalidad es tan pequeña que no se siente: mas se echa en falta con situaciones tan inesperadas como la Independencia de Catalunya un protocolo; una forma de actuar que sea capaz de unir; pero no la hay; no existe, tan solo se contempló en la unilateralidad de una región de España la represión en vez del acuerdo: tal vez recordando nuestro antiguo Presidente de nuestro anterior régimen ¿antiguo? Me parece que todo esta hecho de acuerdo a un libro llamado Constitución y, dentro de esas líneas, se decide que votemos y se le da validez a ese libro cada vez que se vota: cada vez que se obedece a ese libro se le da validez; por lo que hoy en día su validez es plena.